En la historia del cine podemos encontrar infinidad de films de distintos géneros, distintos directores, distintos actores, distintos planos, distinta fotografía, distinta banda sonora, distinto guión, pero todos concordamos en que aquellos que han sido premiados por los Oscars son necesarios de ver al menos una vez. En esta oportunidad, Pablo Rubio, nos acerca desde su rincón retro, una selección de dos grandes películas.

Ben-Hur:

Debemos aclarar que como es una película retro, el año pasado hicieron la remake, pero nosotros nos referiremos a la clásica de 1959. Ganadora a “mejor película”, “mejor director”, “mejor actor principal”, “mejor actor de reparto”, “mejor banda sonora”, “mejor vestuario”, “mejor fotografía”, “mejor dirección artística”. Se trata de un drama que se ambienta en la la antigua Roma, donde Judá Ben-Hur, interpretado por Charlton Heston, hijo de una familia proveniente de Jerusalén, y Mesala, interpretado por Stephen Boyd, romano que dirigía a los ejércitos de conquista, son dos amigos, pero un error accidental quiebra su relación convirtiéndolos  en antagonistas irreconciliables:  a Judá Ben-Hur  se lo acusa de atentar contra la vida del actual gobernador de Roma y Mesala, ante este hecho, lo encierra a él y a su familia en prisión. Mientras se estaba trasladando a  Ben-Hur donde debía cumplir su condena, aparece un hombre que se le acerca, llamado Jesús de Nazaret, tiene misericordia de él y le da de beber.

Un lugar en la cumbre:

Este film que tenía 6 nominaciones pero sólo recibió el premio a “mejor actriz” y a “mejor guión”, fue dirigida por Jack Clayton, cuenta la historia de un hombre llamado Joe Lampton, interpretado por Laurence Harvey, quien se desempeña como contador y acepta un trabajo en finanzas en una pequeña población de Inglaterra.  Una vez allí, conoce a Susan, interpretada por Heather Sears, de quien queda completamente enamorado. Susan era la hija del magnate más poderoso de aquel pueblo, su padre no confiaba en nadie y menos en Joe, quien había recién llegado, es por eso que interfiere en su camino y encuentra la forma de mandar a su hija de vacaciones. A consecuencia de ello, Joe comienza a salir con Alice, interpretada por Simone Signoret, una mujer adulta que se encontraba casada y de quien Joe termina completamente interesado.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *