A lo largo de la historia del cine podemos encontrar una gran variedad de historias, pero sin dudas hay algunas de ellas que no pueden ser pasadas por alto por los llamados cinéfilos, y que han quedado fotografiados en el nivel más alto al resultar ganadores de los premios Oscar, en esta oportunidad Pablo Rubio nos acerca su visión retro sobre dos películas premiadas en 1969.

Oliver!:

Este film ganador al premio a “Mejor película”,” Mejor director”, “Mejor banda sonora”, está basado en la novela “Oliver Twist” del gran escritor Charles Dickens, es un musical con una gran cuota de drama, su historia se ambienta en el siglo XIX en Inglaterra, donde vive un niño de nombre Oliver Twist, interpretado por Mark Lester, quien no tiene padres por lo tanto reside en un orfanato del que una vez gracias a su gran astucia y valentía logra escaparse, y luego se trasladó hasta Londres. Por desgracia, allí conoce a un joven bandido, interpretado por Ron Moody, que lo recluta y lo hace formar parte de una banda de delincuencia juvenil que roba a visitantes y turistas de la ciudad. Dirigida por Carol Reed, entre el reparto podemos encontrar además de los ya nombrados a Oliver Reed, Shani Wallis, Jack Wild, Hugh Griffith y Peggy Mount, entre otros.

León en invierno:

También titulada en su idioma original como “The Lion in Winter”, es una producción estadounidense dirigida por Anthony Harvey, la historia de un drama del siglo XII, que se ambienta en la Inglaterra medieval, donde cuenta la situación en que se encontraba El rey Enrique II Plantagenet, quien debía elegir un sucesor para su reinado, por lo tanto convoca en durante las fiestas de Navidad a toda su familia e intenta decidir entonces quién ocupará su trono. Si bien, el Rey ya había elegido candidato para la sucesión, su hijo más chico, el príncipe Juan, su esposa, la reina Leonor de Aquitania, a quien el propio Rey había encerrado en la torre del castillo de Windsor debido a que lo había deshonrado, quiere que el legado pase a manos de su hijo mayor, el príncipe Ricardo Corazón de León.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *