Actualmente, podemos ver cada vez más como el avance de la tecnología va tomando un papel protagónico en la industria cinematográfica, debido a que esta facilito el trabajo de muchas personas, permitió achicar gastos, recrear escenarios impensados, efectos visuales increíbles, música, prescindir de distintos elementos que antes atrasaban el trabajo de los directores y provocaban la demora de los proyectos. En esta ocasión, Pablo Rubio, nos trae dos grandes películas retro.

Características del Cine Mudo:

Se trata de un cine primitivo, donde se proyectan imágenes en intervalos regulares para poder darle movimiento, se reflejan imágenes en secuencia, pero con el detalle, que en aquellas épocas no existía una tecnología que permitiera añadir sonido a esas imágenes, de ahí que carecían de cualquier melodía o diálogo.

“Tiempos Modernos”:

Esta película se desarrolla en el año 1936, se centra en los problemas sociales, económicos y políticos de esa época, retrata la llegada del capitalismo a causa de la revolución industrial. Nos da su mirada sobre ese momento histórico, dejando entrever las problemáticas como la represión a la libertad de expresión, a las protestas, la búsqueda del reemplazo de los obreros por máquinas, es decir, la precarización del trabajo de la clase obrera, la existencia de pobreza lo que desencadenó en la comisión de delitos, el aumento de la delincuencia, como las protestas sociales alcanzan protagonismo. Lo que intenta reflejar el director, es el contexto social, para que sea la propia sociedad la que tome acción antes esos hechos.

El “Gran Dictador”:

Este film transcurre en la época posterior a la primera guerra mundial, cuando un barbero judío que había combatido con el ejército de Tomania en la primera guerra mundial regresa a su hogar años más tarde una vez terminada la misma. Este barbero, se encontraba amnésico debido a un accidente que había sufrido a bordo de un avión, lo que le produce que no recuerde nada de su pasado, sus amigos, a que se dedicaba y menos como se encontraba actualmente el país. En ese momento, un dictador fascista, llamado Adenoid Hynkel, se encontraba en el poder, y había iniciado la búsqueda, persecución y homicidio de los judíos, a quienes los responsabiliza por la situación de crisis que sufría el país. A su vez, Hynkel y sus secuaces habían iniciado a prepararse militarmente con el objetivo de alcanzar el máximo poder, conquistando todo el mundo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *