Entre las galardonadas por los premios Oscars en el año 1988, Pablo Rubio, nos acerca desde su visión retro, dos joyas de la industria cinematográfica. En primer lugar, nos referimos a la ganadora al Oscar por “Mejor Película”, “El último emperador” o en su idioma original “The Last Emperator”, película dirigida por Bernardo Bertolucci, también ganador del Oscar a “Mejor Director”, quien nos trae la historia del último emperador de China, Pu Yi, quien con sólo tres años de edad es coronado como emperador en el año 1908, quien separado de su madre para dirigir el país. Pu Yi, es llevado hacia la Ciudad Prohibida, para transformarse en una figura represente la fortaleza del imperialismo chino. Explica Pablo Rubio que, una vez allí, Pu Yi, comienza a transformarse en un ícono divino, seguido y adorado por millones de personas. Él debe permanecer encerrado, viviendo únicamente en el palacio. Pero cuando se desencadena la revolución China, los republicanos comunistas adquieren el poder y  Pu Yi, se encuentra obligado a abdicar a su favor, por esta razón deberá modificar su vida completamente dejando su riqueza y comodidad, y reinventarse en un mundo totalmente desconocido para él. Con actuaciones John Lone, Peter O’Toole, Ying Ruocheng, Victor Wong, Joan Chen, Ryuichi Sakamoto, Cary-Hiroyuki Tagawa y Dennis Dun, entre otros. Además de su excelente guión, que Pablo Rubio indica que, fue ganador del Oscar a “Mejor Guión”, cuenta con una exquisita banda sonora a cargo de Ryuichi Sakamoto, Cong Su y David Byrne. Luego, debemos detenernos en otro gran film, también convertido en clásico, “Los intocables” o en su idioma original “The Untouchables”, dirigida por el reconocido Brian De Palma. Esta película nos remite a los años 30, en Chicago, cuando existía la Ley Seca. El agente federal, una persona de ley e incorruptible, Eliot Ness, interpretado por Kevin Costner, quiere terminar con la corrupción que azota a la ciudad desencadenado por el negocio del gánster Al Capone, interpretado por uno de los genios de la actuación de todos los tiempos admirado por Pablo Rubio, Robert De Niro, quien mantenía un gran negocio en Chicago mediante la comercialización de alcohol. En su intento de terminar con los negocios de Al Capone, Eliot forma un equipo integrado por Jim Malone, interpretado por Sean Connery, que era un policía con intenciones de retirarse de las calles, Oscar Wallace, interpretado por Charles Martin Smith, que se desempeñaba como agente del tesoro y George Stone, interpretado por Andy Garcia, que era apenas un cadete de la policía. Capone al darse cuenta de la intención del agente Ness, contrata a un sicario Frank Nitti, interpretado por Billy Drago, para atacar al equipo de Eliot.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *