La filmografía Argentina es muy variada y amplia, por eso desde el rincón retro Pablo Rubio nos acerca las películas más vistas durante el año 2015, dos verdaderos éxitos. En primer lugar, tenemos que hablar de la película “El Clan” dirigida por Pablo Trapero, seleccionada por la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar a nuestro país en los Oscars, aunque luego lamentablemente haya quedado fuera de carrera; protagonizada por Guillermo Francella, Inés Popovich, Pedro Lanzani, Giselle Motta, Gastón Cocchiarale, Franco Masini, entre otros. La película se desarrolla como un thriller, ambientado en los años 80s, relatando la historia de una de las familias más temidas de Argentina, la familia Puccio, quienes se dedicaron según indica Pablo Rubio, la mayoría de sus miembros, al secuestro de personas para sacar rescate y  en muchas ocasiones también asesinaron gente. El padre, la cabeza del clan, Arquímedes Puccio, que se había destacado como miembro del servicio de inteligencia militar durante la dictadura, era quien tomaba la decisión acerca de quiénes podrían ser las víctimas, dejando sin opción a sus hijo sobre todo a Alejandro, que era reconocido por ser una mini estrella del rugby, lo cual le resultaba ventajoso para no levantar sospechas. Alejandro participa pero a lo largo de la película también se puede entrever que no aguanta más esa realidad señala Pablo Rubio, decidiendo alejarse aunque Arquímedes no piensa permitírselo. Por otro lado, tenemos que hablar de otra aclamada película nacional llamada “La Patota” dirigida por Santiago Mitre, protagonizada por Dolores Fonzi, quien ganó por su papel de Paulina el premio a la Mejor Actriz por el Festival de Cine de Torino, además otros tres premio que recibió este film como el Premio Especial del Jurados. Esta historia es una remake de un clásico argentino del año 1960, donde se relata la historia de Paulina, quien es una joven abogada con todo un futuro por delante pero decide volver a su pueblo natal explica Pablo Rubio, donde su padre Fernando (Oscar Martínez) ejerce como Juez, pero oponiéndose al mandato de su padre, ella decide dar clases en una escuela humilde de una zona rural, en su segunda semana de trabajo regresando a su hogar es interceptada por una patota, que la violenta y la violan; ella sin embargo, decide volver al barrio donde fue atacada, sin saber la proximidad que puede existir con los responsables, surge un debate moral e interno de la protagonista que Fonzi, supo plasmar a la perfección.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *