Dedicamos mucho tiempo a ver televisión, series, películas, documentales. Muchas veces, miramos por mirar, pero nos tentamos con aprender más sobre este séptimo arte, a veces pensamos que es casi imposible volvernos cultos en este aspecto, por eso, Pablo Rubio, nos acerca desde su rincón retro, las mejores películas ganadoras de los premios Oscars en 2010. Debemos recalcar que este año una de las preferidas a quedarse con el Oscar a mejor película era la innovadora “Avatar” de James Cameron, quien nos tiene acostumbrados a sus destacados efectos visuales, pero el tiempo da revancha y quien termina llevándose la estatuilla es nada más y nada menos que su ex mujer, Kathryn Bigelow, además de que se convirtió en la primera mujer ganadora del Oscar a mejor dirección. En primer lugar, nos referiremos a la gran ganadora, señala Pablo Rubio, cuyo nombre es en “Tierra hostil” o en su idioma original “The hurt locker”; esta historia hace referencia a un grupo de soldados que se encontraban cumpliendo una misión en Irak donde el Sargento a cargo fallece, y uno de los personajes menos pensado, ahora Sargento James, debido a su personalidad insegura y temeraria debe hacerse cargo del pelotón, pero que luego demuestra su sangre fría para estar al mando. Nos recalca los horrores de la guerra, las duras imágenes que se viven en ellas, las vicisitudes que pueden ocurrir, la desconfianza y competencia de sus compañeros, los distintos momentos de la vida en la que se encuentran los personajes indica Pablo Rubio, cuando esta brigada finalmente va a ser sustituida por otra, otorgándoles la chance de repatriarlos, regresando a sus hogares, este  sargento sufrirá la rebelión de alguno de sus súbditos. En el reparto encontramos a Jeremy Renner, Guy Pearce, Anthony Mackie, entre otros. Otra de las aclamadas, fue el film llamado “The Blind Side” o “Un sueño posible” basado en hechos reales, en el cual Sandra Bullock se llevó la estatuilla a mejor actriz de reparto por su papel protagónico, basada en una historia real afirma Pablo Rubio, refleja realidades de una familia tipo de los Estados Unidos, con un buen pasar económico, aspiraciones a futuro y la vida de un solitario chico, Big Mike, marginado en las calles del Bronx, con una madre adicta que lo ha abandonado, donde su vida corre peligro. Big Mike es adoptado por esta familia, donde será aceptado por todos sus integrantes, defendiéndolo del racismo, apoyándolo incansablemente en la lucha por conseguir su sueño, convertirse en jugador de fútbol americano y recibirse de universitario.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *