Nuestro país tuvo épocas de gran fomento del cine nacional, actualmente nos encontramos dentro de un proceso en el que se produce cada vez en mayor medida films de industria argentina, largometrajes, cortometrajes, películas independientes, series nacionales entre otros. Existen dentro de nuestra historia cinematográfica, dos películas que fueron galardonadas por los famosos premios Oscars como “mejor película extranjera”, “La Historia Oficial” ganadora en el año 1986 del primer Oscar, y luego más contemporánea “El secreto de sus ojos” en el año 2010. En esta oportunidad, Pablo Rubio, nos trae desde su mirada retro, una breve reseña de estas dos joyas de nuestro cine nacional.

1-   La Historia Oficial: se trata de una película dirigida por Luis Puenzo, con un guión impecable de Puenzo junto a Aída Bortnik. Esta historia nos refleja los acontecimientos políticos, ideológicos, sociales, el miedo, las dudas, el silencio que se vivió en nuestro país durante y luego de la última dictadura militar. Comienza con un matrimonio conformado por la gran actriz Norma Aleandro encarnando a Alicia, una maestra de historia casada con un hombre de gran poder adquisitivo, Héctor Alterio protagonizando a Roberto, que como señala Pablo Rubio, era un empresario pero que contaba con conexiones con los militares, de carácter fuerte e imponente; este matrimonio había adoptado hacía unos años a una nena Gabriela, que luego a medida que transcurre la película se va vislumbrando que es hija de desaparecidos, al principio Alicia le parece una locura, hasta que luego se inmiscuye en relatos de familiares de gente reprimida durante la dictadura, contando como fueron violentados, maltratados, y cómo era normal que a las mujeres las desposeyeran de sus hijos recién nacidos, cuando por fin desea enfrentar a su marido y blanquear esta situación, Roberto niega rotundamente este hecho, indica Pablo Rubio, sosteniendo que fue adoptada por medios legítimos, dándose lugar a una de las escenas más fuertes de la película.

2-   El Secreto de sus Ojos: película basada en la obra literaria de Eduardo Sacheri. Dirigida por Juan José Campanella, se ambienta en la Argentina de los años 70 aproximadamente, Ricardo Darín encarna a Benjamín Espósito, un abogado, que trabajó en un caso policial sobre una violación y asesinato de una mujer hace unas décadas, un caso que nunca pudo cerrar y por el cual quiso dejar de lado su carrera profesional dedicándose solamente a escribir una novela sobre dicho caso. Luego, señala Pablo Rubio, decide volver al pasado tratando de encontrar respuestas, quién fue el responsable del asesinato, que fue de la vida del viudo Morales, Pablo Rago, se reencontrara con sus antiguos compañeros Irene, protagonizada por Soledad Villamil y Guillermo Francella, en el papel de Pablo Sandoval; encontrará respuestas y realidades muy crudas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *