Podemos ver que durante muchos años, hay películas que van marcando generaciones, épocas, que logran la empatía con el espectador por el carisma de sus actores, por su música, por sus efectos, su fotografía, su trama. Si bien hay géneros para todos los gustos y público, hay ciertas películas que no merecen dejar de ser vistas, en esta oportunidad Pablo Rubio, nos acerca cine retro de los 90s con una mención de dos clásicos imperdibles de esa década.

  1. Pulp Fiction: fue y será una obra maestra del ingenioso y talentoso Stanley Kubrick, fallecido en 1999,  que nos dejó esta como otras joyitas del cine. Su título original es “A Clockwork Orange”, es una historia adaptada a la novela del escritor Anthony Burgess. La película gira en torno al personaje principal Alex interpretado por Malcolm Mcdowell, Alex es un chico líder de una banda violenta denominada “Los Drugos” que se dedica al delito, y que impartía el miedo en la sociedad. Alex ama tanto la violencia como a la música de Beethoven. Luego Pablo Rubio explica que, logra ser detenido al haber cometido un crimen y lo meten en la cárcel, donde lo someten a un estudio de reeducación, intentando impartirle aniquilar sus ansias de violencia y volverlo un hombre apto para la vida en sociedad. Con grandes actuaciones, buenos planos, acompañada de Ludwig Van Beethoven, un verdadero clásico.
  2. Tiempos Violentos: otra película que marcó esta década, ganadora del Oscar al mejor guión en el año 1994, fue galardonada con muchos otros premios en otros festivales. Dirigida por el sanguinario y particular, Quentin Tarantino, que cuenta con un prólogo y epílogo, que narra tres historias. Pablo Rubio explica, que en la primer historia podemos encontrar a los míticos personajes Vincent Vega y Mia Wallace, protagonizados por John Travolta y Uma Thurman, que consiste en que Vincent lleve a la esposa de su jefe Marsellus Wallace, Mia a cenar, la lleva a un restaurant típico de rock and roll de la  época donde se da la reconocida escena del baile entre ellos pero luego consumen heroína y todo se descontrola. La segunda historia, cuenta sobre dos sicarios que tienen que asesinar a tres adolescentes, logran asesinar a dos y a uno luego de un accidente termina muerto en el baúl del auto. La tercera historia explica Pablo Rubio, trata sobre un boxeador de categoría baja a quien le pagan para perder una pelea pero luego, no logra cumplirlo y termina por ganarla.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *